Como debes cuidar un destructor de papel

Existen máquinas que en cualquier empresa están presentes y que deben recibir cuidados básicos para tener una mayor durabilidad. Uno de estos casos será el destructor de papeles, porque es una máquina que permitirá conseguir reciclar los documentos antiguos de la empresa de una forma realmente óptima.

Si tienes de este tipo de máquinas en tu empresa, debes cuidarlas de una forma adecuada para evitar que se vayan a romper rápidamente. Por este motivo, el día de hoy vamos a hablar de todo lo que debes saber para cuidarlos de una forma correcta.

¿Cómo se cuida un destructor de papeles?

Para que puedas cuidar de una forma correcta un destructor de papeles debes fijarte en algunos aspectos que resultarán clave. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

No excedas la capacidad

Este es un problema que se presenta a menudo en las empresas, y es que puede que pienses que por poner una hoja más no pasará nada. Esto es un grave error, porque estarás sometiendo al cabezal a un esfuerzo innecesario para el que no estaba preparado.

Esto puede producir que el cabezal se avería o puede provocar atascos en el mismo. Tampoco debes colocar elementos que la máquina no pueda triturar porque podrías arruinar rápidamente el cabezal de corte.

Limpia el polvo

El polvo puede ser un gran enemigo del cabezal de un destructor de papeles, y por este motivo debes mantener la máquina completamente limpia. Asegúrate de que la máquina no tendrá polvo sobre su superficie y así conseguirás el máximo rendimiento posible en la misma.

No utilices bajo ninguna circunstancia limpiadores en aerosol, porque estos podrían arrojar partículas de humedad directamente al cabezal. Esto llevará a que el cabezal se oxide, y por consiguiente disminuirá drásticamente la vida útil de la máquina.

Lubrica el cabezal

La lubricación del cabezal de corte será fundamental, en especial porque esta debe ser la adecuada para evitar una gran fricción entre las piezas. Por este motivo, debes lubricar el cabezal de corte con el aceite recomendado por el fabricante de la máquina por lo menos una vez al mes.

Sin embargo, si el uso de la máquina es intensivo, lo mejor será que realices la lubricación del cabezal por lo menos una vez cada 15 días. De esta forma, te asegurarás de que conseguirás el máximo rendimiento posible en la misma, y evitarás que el cabezal se desgaste de una forma prematura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies