Negligencias al conducir

Ser responsable y acatar las normas de seguridad vial permite preservar la seguridad de los conductores y del resto de las personas presentes en las vías públicas. Muchos aun sabiendo la importancia de las mismas incurren en varias negligencias que podrían ocasionar accidentes de tráfico, y la peor parte es que estos errores suelen cometerse habitualmente.

Una de las principales razones por las cuales la gente no le presta atención a estas acciones irresponsables, es que no saben el verdadero alcance de lo que hacen. Es por ello que es crucial que se conozcan los peligros y las consecuencias tan graves que pueden generar ciertos comportamientos o procederes.

Malos hábitos más peligrosos al volante

Cualquier persona comete errores, nadie es perfecto; no obstante, hay algunos que pueden ser muy caros puesto que ponen en riesgo la vida del conductor, de quienes lo acompañen y de las demás personas en su entorno. Los principales problemas que causan accidentes en las vías son:

Velocidad inadecuada: la mayor parte de las personas reconocen lo peligroso de conducir a altas velocidades, sin embargo, hacerlo a muy poca también lo es. Circular superando los límites de velocidad genera el efecto túnel, en el cual se acorta el campo de visión periférica y el reflejo de reaccionar en situaciones riesgosas. Por otra parte, disminuir demasiado la velocidad lo expone a ser fácilmente impactado desde atrás.

Distraerse al volante: suele suceder por obviar el tramo por el cual se circula. Cuando se recorre una ruta en extremo conocida, como del trabajo a casa, o muy monótona como en las carreteras al viajar, las personas se confían de que conocen el trayecto y se descuidan mucho atendiendo al móvil, conversando, etc., y no prestan la debida atención al camino y ello podría generar un accidente.

Sueño y cansancio: no tener un ritmo de descanso constante puede ocasionar fatiga, y esto hace perder el estado de alerta en las personas. Este es un serio problema que de a poco puede llegar a ocasionar cambios neurocognitivos, causando demasiada somnolencia a lo largo del día, la persona incluso podría quedarse dormida con los ojos abiertos.

Consumo de bebidas alcohólicas: todos saben lo nocivo de conducir bajo los efectos del alcohol, no obstante, la mayoría de la gente cree que los límites establecidos son exagerados. No se necesita de mucho, aproximadamente 0,5 g/l (gramos por litro) de alcohol en sangre son suficientes para que una persona sea menos prudente, asuma riesgos sin pensarlo dos veces y cometa más infracciones.

No realizar el mantenimiento correcto ni las revisiones diarias antes de salir también influye, por ello es fundamental que lo vea como el mínimo de cuidado que debería tener con su coche. Visite www.piezasdesegundamano.es y le será práctico conseguir lo que requiera para sus reparaciones, sin preocupaciones y en poco tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies