El Drama llega a las Salas de Cine

Las películas de drama, generalmente muestran situaciones que no son épicas, pero que exponen casos o situaciones que pueden pasar en la vida real; donde afloran muchas emociones y sentimientos, aunque el drama en el cine tiene otros subgéneros, como las comedias dramáticas, o el drama romántico.

También se encuentran dramas ligados al deporte, dramas en el ámbito legal, dramas policiales, entre otros.

El centro de una película de drama se enfoca en uno o varios de los personajes que atraviesan por un gran conflicto en una etapa crucial que marca sus vidas, es muy común que estos conflictos involucren problemas familiares o amorosos, que tocan sentimientos muy profundos en las personas.

Las películas de drama son un género que permite a muchos actores y actrices, demostrar su verdadero talento, y es que los filmes de drama son los primeros nominados en los premios Oscar.

Y comúnmente reciben su galardón por mejor película, o mejor actor o actriz principal o de reparto.

Dentro de los grandes estrenos que nos trae el cine en este año, tenemos a la película de drama llamada, El jilguero, dirigida por John Crowley, y con la participación de los actores, Nicole Kidman, Oakes Fegley, Ansel Elgort y Jeffrey Wright.

 

Filmes que Evocan Muchas Emociones y Sentimientos

Aunque las películas dramáticas tienen la capacidad de arrebatarnos una u otra lagrima, esto no tiene por qué ser malo, es bueno de vez en cuando dejar que estas emociones surjan.

Sirven como una especie de espejo para terapia, es decir que al ver este tipo de género cinematográfico, se puede llorar con una tristeza profunda, pero sabemos que esta tristeza es segura, ya que es solo una película, no es la vida real.

Podemos ver nuestras vidas reflejadas en la película, porque nos hace dar cuenta de que finalmente nuestras vidas no son tan terribles, y que los protagonistas del filme están pasando por algo peor a lo que vivimos.

Las emociones negativas, nos empujan a ser más críticos y a reflexionar mejor acerca de nuestras propias vidas; por ejemplo una comedia envuelta en romance nos hace sentir más ligeros, libera la mente y hace ver que el mundo es más feliz en cierto sentido.

Y al ver alguna tragedia dramática, hace que indiscutiblemente pensemos en todo el mundo que nos rodea, nos hace ser más empáticos con las personas y situaciones, ya que no somos los únicos en el mundo que pasamos por situaciones difíciles.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies